Sobre la especulación del suelo en 1967

| |

No lo digo yo, lo transcribo literalmente de una Carta al Director enviada al diario ABC, en su edición de Andalucía, por, según consta en la firma, "unos obreros"

"
Somos un grupo de obreros de Ubrique que hemos leído dos artículos aparecidos en su periódico sobre la especulación del suelo. Usted sabe que Ubrique es un pueblo industrial. Atraídos por los sueldos de la industria, se han venido todos los obreros de los campos vecinos y muchísima gente de los pueblos cercanos, como El Bosque, Benamahoma, Villaluenga, Benaocaz, Grazalama, Prado dol Rey y hasta de pueblos más lejanos como Gaucín y Jimena. Y se ha presentado el problema de las viviendas, pues aunque las autoridades locales y de la provincia se han preocupado, no se encuentra una casa, y como Ubrique tenía unos nueve mil habitantes, ahora hay lo menos tres o cuatro mil personas más de las venidas de fuera, el problema es enorme. Los únicos terrenos para construir son las huertas que rodean al pueblo, pero estos terrenos ya no son de los dueños antiguos, que las labraban y trabajaban, sino que las han vendido por cuatro perras a unos pocos señores, que ahora las venden a 600 pesetas el metro, sin urbanizar, sino sólo hechas las parcelas, y las compraron por menoas de 50 pesetas metro; estos señores que especulan son unos pocos y los menos necesitados y todos ellos con dinero. Y como un obrero, ahorrando un montón de años y con miles de fatigas puede ahorrar unas perritas para hacerse su casita, ahora con esto de los que especulan (que ya tienen en sus manos todos los terrenos), pues con lo que ahorre en muchos años no le da para hacerse la casita modesta, sino para comprar el terreno si acaso. Señor director: ¿No podría, desde su periódico hacer algo por nosotros? , pues es posible que si lo lee alguien ponga a esto un poco de remedio. Se lo agradeceríamos mucho a Usted si nos echa una manita. - Unos obreros."

El Director de ABC hizo lo que pudo, publicar la carta, pero esta claro que poco más podía hacer. En cuanto a la manita, también claro, nadie la echó.

Como veis, cualquier tiempo pasado no fue mejor.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.